Mundo, Sociedad, Últimas noticias

Premio Nobel de la Paz a la lucha contra la violencia sexual

premio-nobel-de-la-paz-a-la-lucha-contra-la-violencia-sexual

Este viernes el Comité Noruego concedió el máximo galardón a la paz a quienes con su labor, luchan contra la violencia sexual. Por un lado, lo recibió el ginecólogo congoleño Denis Mukwege que cura a mujeres violadas en su país.

Por otro lado, distinguieron a Nadia Murad activista iraquí de origen yazadí de 25 años, que fue esclava del grupo yihadista Estado Islámico.

Nobel

Murad y Mukwege además fueron galardonados con el Premio Sajárov, que concede el Parlamento Europeo. Este viernes por la mañana el Comité Noruego anunció que otorgaba el Premio Nobel de la Paz a estas dos personalidades por su contribución a la lucha contra la violencia sexual.

“Nadia Murad es la testigo que habla de los abusos cometidos contra ella y otros. Ella ha demostrado un valor extraordinario al relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas”, sostiene el Comité que otorga el galardón.

Murad

Ella vivía con su madre y 12 hermanos en el pueblo de Kojo, al norte de Irak. El 3 de agosto de 2014, los soldados del ISIS (Estado Islámico) la secuestraron y la vendieron como esclava sexual.

En noviembre de ese mismo año, la joven logró escapar, gracias a la ayuda de sus vecinos. Finalmente, llegó a un campo de refugiados en Irak y luego se trasladó a Alemania.

Mukwege

Por su parte, el médico Denis Mukwege de 63 años pasó gran parte de su vida ayudando a las víctimas de la violencia sexual en el Congo.

Gracias al apoyo de organizaciones internacionales, en 1999 fundó el hospital de Panzi, en la ciudad de Bukavu, al este del país. Como jefe de este centro, junto a su equipo, intervino a más de 400.000 mujeres violadas y víctimas de la ablación.

“El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres como estrategia y arma de guerra”, describe el Comité Noruego.

Atentado

En 2012, sufrió un atentado por el que murió uno de sus colaboradores. Fue precisamente un mes después de haber pronunciado un discurso en la ONU. A través del mismo, solicitaba a la organización que emitiera “una condena unánime” contra los grupos rebeldes “responsables de actos de violencia sexual”.

En tanto Murad fue nombrada embajadora de buena voluntad de la ONU por su lucha a favor de la protección de las víctimas del tráfico de personas.

En otras acciones, Nadia denunció que más de 3.000 yazidíes continúan desaparecidas y probablemente siguen en cautiverio. “Los yihadistas quisieron robarnos nuestro honor, pero perdieron su honor” afirmó ante los eurodiputados.

Torturas

Además de sufrir torturas y violaciones, Nadia tuvo que renunciar a su fe yazidí, una religión ancestral despreciada por el EI y que es practicada por medio millón de personas en el Kurdistán iraquí.

“Lo primero que hicieron fue forzarnos a convertirnos al islam. Después hicieron lo que quisieron”, relató Nadia en 2016. Al igual que miles de otras yazidíes, fue obligada a “casarse” con un yihadista que la golpeaba,contó en un conmovedor discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.  Se convirtió así en una respetada portavoz de su pueblo.

Premio

En tanto, las Naciones Unidas expresaron su congratulación por las premiaciones que ayudarán “a hacer avanzar el combate contra la violencia sexual como arma de guerra en los conflictos”.

El premio Nobel de la Paz, es el único que se entrega en Oslo, Noruega y será entregado formalmente el próximo 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador e inventor de la dinamita, Alfred Nobel (1833-1896).

(Fotos: El País,LaVanguardia,Twitter)

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.