Opinión

La extranjerización de tierras en Argentina es un fenómeno alarmante

la-extranjerizacion-tierras-argentina-fenomeno-alarmante

A partir de un decreto del presidente Mauricio Macri con fecha 30 de junio de 2016, que modificó los puntos principales de la Ley N° 26.737, del año 2011, se abrió la posibilidad para que capitales extranjeros tengan mayores facilidades para adquirir tierras en la Argentina.

El presidente Mauricio Macri junto a miembros de su gobierno

La Constitución Nacional Argentina, no impide que se vendan tierras del Estado a extranjeros ya que iguala los derechos de los foráneos con los de los nacidos en el país. En este sentido, dicha ley regula el suelo nacional y define a la tierra como un “recurso natural escaso y no renovable de valor estratégico para el desarrollo humano y social”.

Ley de Tierras

La normativa nacional permite vender territorio tanto a personas físicas como jurídicas, esto hace que permanentemente miles de hectáreas de territorio argentino pasen a manos de extranjeros.  Cabe señalar que muchos de ellos, incluso, no poseen ningún tipo de identificación.

Uno de los cuestionamientos centrales al decreto presidencial que posibilita a los extranjeros la compra indiscriminada, es que no posee validez constitucional ya que un decreto nunca puede modificar una ley.

Pero lo que causa aún mayor preocupación, es que la venta de tierras a empresas o individuos de otros países pone en riesgo la soberanía de Argentina.  Existen numerosas pruebas de  que esta situación ya está ocurriendo.

Un ejemplo de ello es el riesgo al que están expuestos los miembros de los pueblos originarios, el impedimento para acceder a lagos y ríos que son cercados por propietarios de las tierras y hasta la imposibilidad de pastoreo de los animales.

Datos preocupantes

Los datos del último relevamiento de tierras rurales del año 2013 señalan que “hay un total de 16.253.279 hectáreas (6,09% de la superficie total) en manos de extranjeros, más de un millón de las cuales corresponden a empresas radicadas en paraísos fiscales. Antigua y Barbuda, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Luxemburgo, Emiratos Árabes Unidos, Andorra, Liechtenstein y la República Oriental del Uruguay que amparan a compañías que en Argentina poseen 1.113.654,85 hectáreas, la mensuración es igual a 55 veces la superficie de la Ciudad de Buenos Aires”.

Una de las regiones con mayores conflictos es el Chaco Salteño. Un relevamiento realizado por María Vallejos, docente de la Facultad de Agronomía de la UBA, informa que “en el chaco salteño se perdieron el 21% de la superficie que utilizaban para cazar, criar ganado y recolectar alimentos”. Además a través de dicho estudio se determinó que el perjuicio impactó en la calidad de vida del 64% de las comunidades estudiadas.

Coincidentemente en dicha región se detectó que los pueblos más afectados fueron los ubicados en los departamentos en los que más avanzó la agricultura.

Soja

Durante los últimos años, uno de los cultivos preponderantes en la Argentina es el de la soja. Vallejos afirma que “la región chaqueña es el lugar de la Argentina con más conflictos por el uso del suelo”. La catedrática agregó que tanto los productores como empresarios que desmontan para realizar una producción extensiva, “aprovechan el potencial productivo de la tierra, los incentivos del mercado internacional de granos y la ausencia o debilidad de las políticas de protección y conservación del ambiente por parte del estado”.

Cultivos de soja ocupan grandes superficies del país

Es importante señalar que tras la adquisición de tierras argentinas por parte de capitales extranjeros, están en juego los recursos estratégicos del país. Entre ellos, la producción agroalimentaria, la reserva de minerales y especialmente la importante cuenca de agua dulce, una de las mayores del mundo.

Empresarios extranjeros

El año pasado el caso de la muerte del joven artesano Santiago Maldonado, durante la intervención de la Gendarmería Nacional para liberar la rutas en  Cushamen provincia de Chubut, puso en evidencia el conflicto existente entre la comunidad mapuche y el magnate italiano Luciano Benetton. Hace un tiempo el empresario compró grandes extensiones de tierra en la Patagonia

Actualmente más del 98% de las tierras que posee en Argentina la empresa de capitales italianos se ubica en tres provincias patagónicas: Santa Cruz, Río Negro y Chubut. En total son 884.200 hectáreas, por lo que el grupo Benetton ya es uno de los principales dueños de la región patagónica argentina.

Luciano Benetton, uno de los “dueños” de la Patagonia Argentina.

Sin embargo, de acuerdo con las comunidades mapuches dicho territorio les pertenece ancestralmente. Por ello, desde marzo de 2015 sostienen en Cushamen un puesto de resistencia denominado Pu Lof desde el que intentan recuperarlo.

El Movimiento Mapuche Autónomo de Puel Mapu lleva adelante”un proceso de reconstrucción a partir de la recuperación de territorio ancestral” manifestó al sitio IProfesional, uno de los integrantes de la comunidad.

Otro de los conflictos más resonantes, es el que mantienen los habitantes de la provincia de Río Negro con el empresario inglés Joe Lewis. El magnate  también adquirió miles de hectáreas en dicha provincia; que incluyen a Lago Escondido, un espejo de aguas glaciares en el que construyó su mansión y donde los habitantes no tienen permiso para ingresar.

Joe Lewis, empresario inglés, construyó su mansión sobre el Lago Escondido

Necesidad y urgencia

El decreto  de necesidad y urgencia emitido por el gobierno de Mauricio Macri que modificó la Ley N° 26.737 reforma dos puntos en particular: el que establecía si se consideraba a las sociedades mixtas (inversores extranjeros y argentinos)como nacionales o extranjeros y el vinculado a los controles de la Unidad de Información Financiera y la Afip, ambos organismos fiscales.

En torno a ellos, se produjeron diversos cuestionamientos, ya que dichas modificaciones pusieron en regla y blanquearon la situación de varios latifundistas y sus proyectos, como es el caso del propio Joe Lewis. Hasta la modificación dispuesta en julio de 2016, la ley prohibía expresamente la compra de espejos de agua.

El avance de la extranjerización de tierras en Argentina, es un fenómeno preocupante. Esto se pone en evidencia si se consideran los datos expresados en el libro Tierras S.A de Andrés Kipphan y Enz. Según el mismo, en Argentina se vendieron 16.900.000 hectáreas y otras 13 millones están en venta. La superficie total, 30 millones de hectáreas, equivaldría a todo Portugal e Inglaterra.

(Fotos: Clarín,HispanTV,La Nación,ResumenLatinoamericano,ResumenLatinoamericano)

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al usar este sitio web usted acepta la implementación de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar