Opinión

JJ Rendón, ¿un payaso vestido de negro?

jj-rendon-un-payaso-vestido-de-negro

En contraste a lo que quiere hacer creer, el nombre de de Juan José Rendón, o JJ Rendón, no tiene tanta notoriedad como él lo proclama. Muchos incluso jamás han oído hablar de él en Latinoamérica. En los círculos políticos se le conoce como “el rey de la propaganda negra” y vive de asesorar candidatos haciendo uso del arma que mejor conoce: la propaganda sucia.

En las últimas semanas su nombre ha vuelto a salir al ruedo, debido a sus dos últimas contrataciones. En México, su labor es desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador, líder indiscutible en las encuestas presidenciales. En Colombia, y “de gratis” (como lo dijo en una entrevista con Jaime Bayly), su tarea es propagar infundios contra Gustavo Petro.

Alrededor de JJ Rendón hay una serie de mitos. Él se promociona como un asesor que sí o sí logra que los candidatos ganen las elecciones. En la práctica, sus éxitos son bastante cuestionables y básicamente los reconocen solo en algunos círculos de Estados Unidos, donde él tiene su negocio.

Derrotado en su propio país

Todo lo que rodea la figura de JJ Rendón tiene un halo de misterio. Comenzando por su vestimenta de negro cerrado, según él, porque está de luto al haber tenido que salir de Venezuela, su país natal.

Allí, por cierto, nunca ha obtenido mayores logros. De hecho, en los medios académicos y periodísticos de Venezuela es fuente de burlas. Se recuerda que quiso sembrar dudas, a través de mentiras, frente a la legitimidad del referendo llevado a cabo por Hugo Chávez en 2004.

El propio Centro Carter lo desmintió. El referendo se impuso, pero el gobierno venezolano de entonces lo acusó de formar parte de una conspiración de la CIA contra candidatos o gobiernos que no fuesen amigos incondicionales de los Estados Unidos. Por eso salió de ese país, por la puerta de atrás.

Los métodos de JJ Rendón

Los métodos que emplea JJ Rendón no tienen nada de novedoso. De hecho, corresponden, línea por línea, al famoso decálogo de la propaganda de Joseph Goebbels, el famoso Ministro de Propaganda de Hitler.

Tienen que ver con manipular la información, empleando para ello rumores de baja monta, para crear animadversión frente a los opositores de su candidato, o del líder que esté asesorando.

Rendón dice que él no acude a la mentira, sino al rumor. Esta es precisamente su primera mentira. Su objetivo siempre es el desprestigio del principal contendor que tenga el candidato de su predilección. Y para lograrlo echa mano de lo que sea. Esto incluye chismes, verdades a medias y falsedades directas.

Sabe que el miedo es un arma de poder muy fuerte y hacia allá enfila casi siempre sus baterías. Intenta crear y consolidar una matriz de opinión relacionada con una teoría de complot para movilizar a los electores en contra de ella. O sea, siembra la idea de que “hay un gran complot en ciernes” que se impondrá si gana el opositor. Echa mano de un futuro impreciso, en lugar de basarse en el pasado que avala la hoja de vida de los candidatos.

Las bases de su “éxito”

Sin el eco de los grandes medios de comunicación interesados, y de ejércitos pagos de usuarios de redes sociales, los métodos de JJ Rendón no tendrían ningún éxito. Su apuesta es elemental: repetir mil veces la misma mentira. Aprovecharse de la ignorancia y del miedo que conlleva.

Si ha triunfado en algunas ocasiones, esto se debe a su falta de escrúpulos, no a alguna habilidad en particular. Su gran fortaleza es ser capaz de hacer el trabajo sucio, parapetándose y evadiendo la ley. Su actividad se mueve peligrosamente en los límites de lo delincuencial.

Rendón también afirma que él no apoya candidatos o gobiernos que vayan en contra de los derechos humanos. Sin embargo, ha contribuido a poner en el poder a gente como Enrique Peña Nieto, en México y Juan Orlando Hernández, en Honduras. Ambos son conocidos en el mundo entero por su poco respeto a la ley y por sus grandes escándalos de corrupción.

Los objetivos del momento: López Obrador y Petro

En México, actualmente JJ Rendón se desempeña como “asesor” del PRI. Como tal, ha intentado por todos los medios desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la izquierda y quien lidera las encuestas de preferencias electorales. Las mentiras que aparentemente ha tratado de difundir al respecto rayan en lo demencial.

Por ejemplo, todo indica que  intentó hacer creer que la esposa de López Obrador era descendiente de un genocida de las SS alemanas. También parece que ha tratado de extender la idea de que el candidato de AMLO perseguirá las expresiones religiosas si llega al poder. O que tiene grandes propiedades en secreto y que su único interés es enriquecerse más.

Tanto en México con López Obrador, como en Colombia con Gustavo Petro, ha tratado de difundir la opinión de que sus países se convertirán “en otra Venezuela”, si ellos ganan. Pretende hacer creer que Nicolás Maduro está financiando esas dos campañas.

Según Rendón, él nunca viola la ley. Sin embargo, todas estas mentiras, aparentemente difundidas por él y su gente, en primer lugar configuran una indebida injerencia de un extranjero en asuntos nacionales. Y de otro lado, son calumnias con todas sus letras.

Como quiera que sea, en ambos casos, Rendón está fracasando. Es la misma ciudadanía quien, también en ambos casos, ha emprendido una contraofensiva frente a esos métodos, para defender la verdad. Esa es precisamente una de las vulnerabilidades de su estrategia: se desgasta. Sirve la primera vez, pero luego comienza a volverse inoperante.

(Fotos: Colombia, La Patilla, Siempre!)

1 Comments
Compartir

1 COMENTARIO

  1. En Campaña…¿Electoral o Militar? | tenejapanboy
    14/05/2018 | 9:17

    […] https://laopinion-digital.com/opinion/jj-rendon-un-payaso-vestido-de-negro/02-05-2018 […]

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al usar este sitio web usted acepta la implementación de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar