Opinión

¿De qué se trata el USMCA, el nuevo acuerdo entre EE.UU, México y Canadá?

de-que-se-trata-el-usmca-el-nuevo-acuerdo-entre-ee-uu-mexico-y-canada

Luego de meses de gran tensión en el horizonte comercial norteamericano, el pasado domingo EE.UU concretó el acuerdo para sumar a Canadá al pacto sellado hace un mes con México.

Ambos países aceleraron el plazo fijado por Washington para evitar un fracaso en las tres economías, que son las más interdependientes del planeta.

USMCA

Este nuevo acuerdo entre EE.UU, Canadá y México se anunció sobre la hora en un comunicado conjunto entre el representante estadounidense de Comercio Exterior, Robert Ligththizer y la ministra canadiense de Exteriores, Chrystia Freeland.

En el sostienen: “Hoy, Canadá y EE UU alcanzaron un acuerdo, junto a México, sobre un nuevo y modernizado tratado comercial para el siglo XXI”. Asimismo, indican que el nuevo régimen comercial se llamará USMCA por sus siglas en inglés.

De esta manera, se deja de lado la anterior denominación: NAFTA (TLC, en español).

Acuerdo

Cabe señalar, que el nuevo nombre era una condición impuesta por la Administración Trump. Sin embargo, este nuevo acuerdo no  solo se trata de un cambio de nombre, sino que a través del mismo, según indican, “se creará un mercado libre, un comercio justo y fortalecerá el crecimiento económico de la región”.

“Esperamos poder profundizar aún más nuestros estrechos lazos económicos cuando entre en vigor”, señalaron al mismo tiempo que agradecieron la colaboración de México.

Trump

En un gesto más para validar su gestión, a comienzos de la semana, Donald Trump calificó el nuevo acuerdo comercial como “el más importante de la historia”.

Con un marcado optimismo, el primer mandatario estadounidense expresó que este nuevo acuerdo resuelve los errores del TLC. A la vez, aseguró que ayudará a crear miles de empleos nuevos en EE.UU convirtiendo a toda América del Norte en una potencia manufacturera.

En tanto los otros socios mostraron un poco más de cautela al momento de valorar al USMCA. Justin Trudeau, por un lado reconoció que no fue “una negociación sencilla” pero que logró preservar los principios del acuerdo original.

Por su lado, Enrique Peña Nieto se limitó a celebrar la conclusión de las negociaciones a través de un mensaje de Twitter.

Texto

Concretamente, el texto del acuerdo sostiene que se permite el comercio anual sin barreras de bienes y servicios por 1,2 billones de dólares. Esto quiere decir que desde hace casi un cuarto de siglo, los intercambios se multiplicaron por cuatro.

Aún resta que los congresistas y senadores de los tres países firmantes den el visto bueno a este nuevo pacto. Sin embargo, los mercados ya mostraron su aprobación, tanto el peso mexicano como el dólar canadiense subieron su cotización posteriormente a la firma del acuerdo.

Cambios

Respecto al NAFTA, incansablemente cuestionado por Trump desde que llegó a la Casa Blanca, el nuevo tratado estipula:

Resolución de disputas internacionales: Permanece intacto el sistema que permite a los países miembro acudir a un órgano independiente para resolver disputas. Canadá había insistido en mantener esta medida, conocida como capítulo 19.

Lácteos: Estados Unidos podrá incrementar las exportaciones de lácteos a Canadá, una victoria para Trump, que había insistido en mayor acceso para los productores de lácteos de Estados Unidos.

Autos: Por primera vez, el acuerdo requiere que un porcentaje de cualquier vehículo que califique para cero aranceles sea manufacturado en una fábrica donde el salario promedio de producción sea de al menos $16 la hora.

Aranceles: Los impuestos al acero y al aluminio se mantienen en vigor para Canadá y México; más adelante se realizarán negociaciones. Canadá y México aseguran por lo menos una exención parcial a cualquier arancel estadounidense en el futuro sobre automóviles.

Canadá

En tanto, Canadá disminuirá las protecciones en su mercado de lácteos, brindándole un importante acceso a EE.UU en el mismo. Los tres países también llegaron a un arreglo que protegerá a Canadá de los aranceles a automóviles con los que Trump ha amenazado con frecuencia, aunque no queda clara la extensión de dichas protecciones.

No obstante, Canadá no obtuvo garantías de parte de Trump de que eliminaría los aranceles al aluminio y al acero que impuso hace unos meses. Al respecto, funcionarios de la administración dijeron que no se habían realizado cambios y que esas medidas son abordadas por otra vía.

EE.UU

Por su parte, Estados Unidos además cedió en sus exigencias para eliminar un sistema de resolución de disputas independiente sobre aranceles. El hecho de mantenerlo fue una gran concesión de Estados Unidos y un cambio de lo que había acordado con México.

Cabe recordar que este nuevo pacto nació como fruto del arreglo alcanzado con México en el mes de agosto. El mismo modificó reglas que gobiernan la manufactura automotriz. De esta manera, EE.UU se asegura el regreso de la producción de autos desde México a EE.UU. Asimismo, actualizó el acuerdo en temas como la economía digital,  agricultura y sindicatos de trabajadores.

México

En tanto, Andrés Manuel López Obrador presidente electo de México deseaba tener firmado un acuerdo antes del 1° de diciembre, cuando asuma la presidencia.

A su vez, Trump también necesitaba que el actual Congreso, de mayoría republicana, votara el tratado antes del posible cambio después de las elecciones intermedias del mes de noviembre.

A su vez, AMLO, sostuvo que Trudeau le había pedido que ayudara a forjar un nuevo acuerdo que incluyera a Canadá.

Futuro

Frente a este panorama, los analistas políticos sostienen que el futuro del acuerdo es todavía incierto. Luego de las elecciones intermedias de noviembre, los demócratas podrían tomar el control de la Cámara de Representantes y solicitar una revisión del acuerdo.

Ron Wyden, senador por Oregon y el demócrata de mayor rango en el Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, ya se pronunció al respecto: “El examen crucial para un nuevo Nafta, o cualquier acuerdo comercial nuevo, es si se puede hacer cumplir, particularmente en lo que respecta a las promesas de proteger los derechos de los trabajadores y el medioambiente”.

Además, los legisladores estadounidenses admiten que el Congreso no votaría el acuerdo hasta principios del año próximo.

(Fotos: YouTube,BBCMundo,ElFinanciero,Twitter)

 

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.