Opinión

¿Cuál es la causa de las inundaciones en Paraguay?

cual-es-la-causa-de-las-inundaciones-en-paraguay

Más de 40.000 personas debieron ser evacuadas en Asunción este viernes debido a las inundaciones provocadas por el desborde del río Paraguay.

Se calcula que en pocas horas cayeron unos 250 milímetros. El Servicio Meteorológico había emitido un nuevo alerta para este sábado.

Inundaciones

En esta oportunidad las intensas tormentas que afectaron a todo el país, generaron un caos y provocaron múltiples destrozos. También, se desbordaron numerosos cauces hídricos en diferentes ciudades.

Se trata de la peor inundación del último medio siglo en el país. A causa de ello, 197 escuelas debieron cerrar sus puertas.

Cientos de vehículos se quedaron estancados en medio de avenidas de Asunción. Otras de las ciudades más afectadas son San Lorenzo y Fernando de la Mora.

En tanto la ciudad de Pilar se encuentra inundada en un 80%, mientras que en la zona del Chaco paraguayo, también hay miles de damnificados por las lluvias torrenciales.

Calma

Por su parte, el ministro del interior Juan Ernesto Villamayor llamó a la ciudadanía a mantener la calma y a resguardarse a lugares seguros.Circular por las avenidas en esos momentos incrementaba el caos.

“La Policía Nacional se está desplegando con todos sus recursos, sobre todo en la capital. Hay zonas críticas, sostuvo el funcionario.

Alerta

Luego de la catastrófica situación vivida el viernes, la Dirección de Meteorología e Hidrología de Paraguay emitió un alerta meteorológico hasta el sábado por “lluvias con tormentas eléctricas moderadas a fuertes, ráfagas de vientos fuertes a muy fuertes y ocasional caída de granizo”.

La zona bajo alerta incluía el centro, norte y este de la región oriental y el Chaco paraguayo. El informe anticipaba que las precipitaciones serían intensamente fuertes, pudiendo alcanzar entre 70 a 100 milímetros.

Paraguay

Cabe señalar que el río Paraguay es uno de los principales afluentes de la Cuenca del Plata. Tiene una longitud de 2.600 kilómetros, nace en Brasil y desemboca en Argentina. Allí, lo hace a través del río Paraná.

Este mes registró uno de sus picos máximos. Las autoridades hídricas paraguayas estiman que el caudal del río recién comenzará a descender durante el mes de agosto.

En Asunción, las inundaciones comenzaron ya en el mes de abril con la crecida del río Paraguay. Por esa razón, miles de familias debieron abandonar sus hogares.

Chaco

Pero las fuertes lluvias afectan además, desde hace días, a la región del Chaco paraguayo. Se calcula que los damnificados en esa zona ascienden a 25.000 personas.

Ayer arribaron 25 toneladas de alimento a Presidente Hayes para asistir a los afectados. Así lo informó la Secretaría de Emergencia Nacional.

Unos 50 líderes de la región reclamaron el jueves ante las autoridades pidiendo asistencia y ayuda. El agua anegó de tal manera los caminos que se hace imposible la entrega de alimentos, así como el acceso a escuelas y centros de salud.

Ayuda

Por su parte, el gobierno envió ayuda a la localidad de Pilar, capital del departamento de Ñeembucú, fronterizo con Argentina. Allí hay unas 200 familias afectadas.

Además de alimentos no perecederos, se enviaron 2.000 carpas, embarcaciones ligeras, colchones y frazadas.

Las autoridades también trasladaron bombas con capacidad de achicar 250.000 litros de agua por hora. Un muro de contención rodea la ciudad, impidiendo que el nivel del río Paraguay desborde y la colapse.

Asunción

Pero sin dudas, la ciudad más afectada es la capital del país, Asunción. Diversas zonas quedaron inundadas y sufrieron cortes de luz.

El agua ingresó a numerosos centros comerciales y sedes institucionales como por ejemplo, los ministerios del Interior y de Cultura. No se reportó ninguna persona fallecida debido a ello.

Quienes más están padeciendo los estragos de este fenómeno climático, son los pobladores de las márgenes del río. Se trata de los habitantes más humildes de la capital.

Desde que comenzó a subir el nivel del río, muchos levantaron precarias viviendas en el casco histórico, en las plazas o en los predios de las Fuerzas Armadas.

Causas

El viernes pasado el río Paraguay tenía una altura de 8,6 metros, seis centímetros más que el jueves. De esta manera, sobrepasaba el nivel crítico. La categoría desastre se produciría al alcanzar los 9,6 metros.

Asunción tiene más de 100.000 habitantes concentrados en asentamientos precarios en las zonas ribereñas del río Paraguay, llamadas bañados. Por lo tanto, sus habitantes son los primeros en sufrir las consecuencias de las crecidas.

“Tanto la Secretaría de Acción Social, de Emergencia Nacional, de Ambiente y las fuerzas vivas de nuestro país tienen que iniciar urgentemente un proceso de adaptación al cambio climático y una política mucho más fuerte de gestión del riesgo de desastres porque tenemos mucha población vulnerable”, sostuvo en 2018 el director de Cambio Climático y Políticas Públicas del Fondo Mundial para la Naturaleza Paraguay (WWF por su sigla en inglés), Óscar Rodas.

Un informe de la Organización Greenpeace de 2018, señalaba que una de las principales causas de las inundaciones, tanto en Paraguay como también en Argentina y Brasil, es la significativa pérdida de cobertura boscosa.

Deforestación

Precisamente estos tres países son los que se encuentran entre los diez con mayor deforestación del mundo. Por un lado, el cambio climático incrementa el volumen de las precipitaciones.

Por otro lado, la falta de suelo boscoso no permite la natural absorción del agua. “Los bosques y selvas, además de concentrar biodiversidad considerable, juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Son nuestra esponja natural y paraguas protector. Cuando perdemos bosques nos volvemos más vulnerables ante las intensas lluvias y corremos serios riesgos de inundaciones”, explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace Argentina.

Paliativos

Rodas sostenía que debía existir una coordinación entre las instituciones gubernamentales, para generar planes de contingencia dirigidos a los afectados por las inundaciones. Sobre todo para los que no pueden reubicarse.

En consonancia, el director de la Asociación de la sociedad civil Guyra Paraguay, Alberto Yanosky, opinaba que el gobierno “debía crear un sistema de alerta temprana, no permitir el asentamiento en zonas vulnerables y reubicar a las familias que hoy se encuentran viviendo en zonas vulnerables, debajo de la cota recomendada”.

(Fotos:Twitter,Twitter,El Comercio,YouTube,Perfil)

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.