Opinión

Candida auris, el agresivo hongo multirresistente: mitos y verdades

candida-auris-el-agresivo-hongo-multirresistente-mitos-y-verdades

La alerta por la candida auris se activó en Estados Unidos, hace un par de semanas. El hecho que la desató fue la muerte de un hombre en un hospital de Brooklyn, después de 90 días de haberse contagiado con el hongo. El New York Times publicó un informe en que el que se daba a conocer la impresionante resistencia y letalidad de ese microorganismo.

La verdad es que este hongo, tipo levadura, se conoce desde hace al menos una década. De hecho, en el pasado toda una unidad de cuidados intensivos se vio obligada a cerrar por la presencia de candida auris, en el Reino Unido. Y en América Latina existen registros sobre su presencia en Venezuela, Colombia y Panamá.

Cuando salió la historia del hombre de Brooklyn se supo que su caso era solo la punta del iceberg. La candida auris aparentemente ya había afectado a 527 personas en los Estados Unidos, tan solo en el mes de febrero. Por eso los Centros para el Control y Prevención de enfermedades lo declararon una “amenaza inmediata”.

La candida auris

La candida auris tiene tres características que la hacen particularmente peligrosa. La primera es su capacidad de adherencia a superficies biológicas e inertes. Puede permanecer indefinidamente adherida a la piel de una persona, hasta que encuentra una vía para penetrar en la sangre de esa persona, o de otra que tenga inmunidad débil.

Así mismo, se adhiere a todo tipo de superficies inertes. En el hospital Monte Sinaí, donde se presentó el caso del hombre de Brooklyn, tuvieron que arrancar baldosas del piso y del techo para poder erradicar la candida auris. Estaba por todas partes, como si nada.

Una segunda característica preocupante es su resistencia a los tratamientos médicos convencionales. Este microorganismo ha desarrollado propiedades que lo hacen inmune a la mayoría de los antibióticos de alto espectro. Además no es fácil de detectar específicamente.

Finalmente, la candida auris es severamente letal. El microorganismo se comporta como una bacteria. Inicia un proceso de propagación a través de la sangre y luego se instala en los riñones, el hígado, los huesos, los músculos, los ojos y hasta el cerebro. Así genera una infección sistémica llamada candidiasis, que conduce a la muerte.

Algo de historia

Aparentemente, la primera vez que se tuvo noticia de la candida auris fue en 2009, en Japón. Una mujer de 70 años fue atendida en el Hospital de Tokio por una enfermedad del oído que parecía imposible de erradicar. Los médicos lograron aislar el hongo y lo llamaron “auris” porque estaba presente en el oído. Sin embargo, muy probablemente hubo un caso previo en Corea, en 1996, que no se documentó con precisión.

Según la información compartida por el New York Times, hubo varios brotes de candida auris que, básicamente, fueron silenciados a la opinión pública. Uno de ellos fue el que tuvo lugar en el Royal Brompton Hospital de Londres, en 2015. El hongo estuvo allí por un mes, sin que pudiera ser erradicado. Aparentemente se evitó que el episodio fuera filtrado a la prensa.

En Colombia también se presentaron 17 casos en 2016. El 30 % de ellos terminaron con la vida de los pacientes infectados, en un lapso inferior a 30 días. Casi todos los contagiados eran adultos mayores, estaban hospitalizados y tenían sondas. La candida auris está principalmente presente en los hospitales y afecta a quienes tienen debilitado el sistema inmune.

Perspectivas inmediatas

Según datos independientes, mueren el 50 % de las personas que se contagian con candida auris. Preocupa el hecho de que se esté encontrando simultáneamente en distintos puntos del planeta, aunque con una prevalencia ligeramente mayor en el hemisferio norte y el sudeste asiático. Se cree que la existencia misma de este hongo es un efecto del uso indiscriminado de fungicidas en las áreas rurales.

Pese a su virulencia y multirresistencia, los científicos opinan que no hay razones para pensar que pueda dar lugar a una epidemia. Este microorganismo no ataca a todo el mundo, sino solo a aquellos que tienen el sistema inmune particularmente debilitado. Esa es la razón por la cual su presencia se detecta básicamente en los hospitales.

Los científicos explican también que desde 2009 hasta el momento, solo se ha corroborado la presencia de candida auris en unos 300 pacientes. Esto muestra que el potencial del contagio es bastante bajo.

Sí es cierto que el 50 % de los contagiados han muerto, pero no necesariamente por el hongo. Se trataba de personas que ya tenían serias afectaciones en su salud. La candida, aparentemente, solo precipitó el desenlace. De momento al menos, la candida auris está lejos de representar un peligro real a nivel global.

(Fotos: Periódico Correo, El Sol, Journal of Intensive Care) .

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al usar este sitio web usted acepta la implementación de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar