Opinión

Argentina marchó por la memoria de Carlos Fuentealba

argentina-marcho-por-la-memoria-de-carlos-fuentealba

Hace 12 años un miércoles 4 de abril en la provincia de Neuquén, Argentina, un grupo de docentes manifestaban contra los bajos salarios de maestros y profesores.

Al cortar la ruta provincial, fueron reprimidos por un grupo de élite de la Policía provincial. Entre ellos, se encontraba Carlos Fuentealba que fue gravemente herido por un gas lacrimógeno. Este hecho, finalmente le costó la vida.

12 años

El 4 de abril de 2007, durante un corte en la Ruta 22 en el paraje Arroyito, provincia de Neuquén, un docente que participaba de una huelga por mejores salarios y mayor presupuesto educativo fue herido de muerte por la policía provincial.

Se trataba de Carlos Fuentealba, de 40 años, militante y activista sindical de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén). Con el correr del tiempo, se transformaría en el símbolo de la lucha docente en Argentina.

Después de todos estos años, el ex policía Darío Poblete cumple prisión perpetua por el crimen. Fue él quien disparó el cartucho de gas lacrimógeno que terminó con la vida del maestro.

Causa

Sin embargo, la ATEN exige “justicia completa”. Es decir, piden que se resuelva la denominada causa Fuentealba II. La misma investiga las responsabilidades de los funcionarios y jefes que organizaron el operativo que terminó con la represión y la muerte del docente.

Durante la movilización de este año, en conmemoración de la trágica jornada, los docentes emitieron un comunicado. A través del mismo explicaron que “a partir del fallo de la Corte que ordena al Tribunal Superior de Justicia de Neuquén resolver el planteo de la querella sobre la calificación del crimen de Carlos (Fuentealba) como una grave violación a los Derechos Humanos, la lucha por justicia completaadquiere un nuevo impulso”.

Desde el gremio consideran que ” esta resolución judicial representa una instancia que puede habilitar la posibilidad de una investigación, que finalmente llegue hasta los responsables políticos de la represión y el crimen de nuestro compañero“.

Cabe señalar que junto a la viuda de Fuentealba, responsabilizan al entonces gobernador de la provincia, Jorge Sobisch.

Manifestaciones

Este 4 de abril más de 8 mil personas, trabajadores de la educación, representantes de diferentes sindicatos y organizaciones sociales, entre otros, marcharon por el centro de la capital neuquina.

La novedad de este año es que la Corte Suprema de la Nación ordenó al Tribunal Superior de Justicia rever la segunda causa por el asesinato de Fuentealba.

“Este 4 de abril logramos que la Corte Suprema de la Nación tenga que reconocer que el crimen de Carlos fue una grave violación de los derechos humanos en democracia”, gritó con fuerzas Sandra Rodríguez, quien fuera compañera del docente.

Jornada

La jornada empezó muy temprano. Antes ya habían realizado un acto en el memorial que recuerda a Fuentealba, en las afueras de la ciudad de Neuquén.

Desde allí, partió una “Bicicleteada para no olvidar”. Los ciclistas recorrieron el trayecto entre el memorial de Arroyito y la capital de la provincia. En total, unos 45 kilómetros.

Entre los deportistas que participaron, se encontraba Ricardo el hermano de Carlos, quien lo recordó una vez más participando del evento.

Homenaje

Mientras tanto, en el Monumento al General San Martín, comenzaron a multiplicarse las banderas con el rostro de Carlos Fuentealba y los guardapolvos blancos que cientos de personas vistieron en su homenaje.

Miles de docentes se acercaban, abrazaban y saludaban a sus familiares. Estaban ahí para apoyar el reclamo de justicia y de reconocimiento al maestro asesinado.

“Podía haber sido cualquiera de nosotros”,  dijo Fanny Mansilla, dirigente de ATEN y una de las docentes que se acercó al acto de homenaje.

Presente

“Carlos Fuentealba, presente ahora y siempre”, fue la consigna que al unísono se repetía desde las columnas que se movilizaron por las calles neuquinas. Y es la que se grita desde hace 12 años.

Su rostro se plasmó en banderas, carteles y remeras, para no olvidar que estaban allí con el único propósito de reclamar justicia por su muerte.

Uno de los momentos más emocionantes de la jornada, fue cuando un grupo de docentes del CPEM 69 marchó portando su bandera. Esa fue la última escuela en la que trabajó Carlos.

A partir de una decisión de los propios compañeros del maestro asesinado, hoy la institución lleva su nombre.

Acto

Al pasar por el frente de la gobernación, los manifestantes gritaron con fuerzas: “¡No nos olvidamos de la orden que dio Jorge Sobisch aquel 4 de abril de 2007”!

Luego, la movilización se dirigió hacia la ruta 22 y recibió con cálidos aplausos a los cientos de ciclistas que llegaban desde Arroyito.

El acto de cierre tuvo lugar en la esquina del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Allí, Marcelo Guagliardo secretario general de ATEN hizo referencia a la reciente candidatura del ex gobernador Jorge Sobisch.

Reclamo

Al respecto afirmó que la misma tiene lugar, precisamente cuando en Argentina gobierna “su socio”, refiriéndose al presidente Mauricio Macri.

Al finalizar el acto, el dirigente concluyó: “Arroyito representa la expresión más acabada del autoritarismo de Estado”. “Hasta el momento no hubo voluntad de investigar las responsabilidades políticas del asesinato de Carlos”, agregó. Además, reclamó que la Fiscalía “abandonó a Sandra”.

¿Serán necesarias más movilizaciones para que la justicia argentina avance en esta como en tantas otras causas pendientes?

¿O acaso seguirán muriendo más trabajadores por ejercer su derecho a reclamar mejores condiciones laborales? Esta y tantas otras, continúan siendo, todavía, incógnitas en la Argentina.

(Fotos: YouTube,LMNeuquén,LMNeuquén,LMNeuquén)

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al usar este sitio web usted acepta la implementación de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar