Educación, Últimas noticias

Un diseñador uruguayo enseña matemáticas con videojuegos en Finlandia

un-disenador-uruguayo-ensena-matematicas-con-videojuegos-en-finlandia

Su nombre es Gonzalo Frasca y forma parte de un equipo internacional de maestros, pedagogos y diseñadores que desarrollaron DragonBox School, una modalidad que incorpora el videojuego en el sistema educativo de Francia y los países nórdicos.

Es uruguayo y uno de los creadores de videojuegos educativos más conocidos dentro y fuera de América Latina. “Uno de los problemas que sucede en la escuela a nivel global es que muchos niños aprenden a contar con una canción sin entender realmente qué es cada número”, expresa a BBC Mundo.

Autonomía

Frasca es diseñador jefe de la empresa WeWantToKnow, que desarrolló DragonBox, un videojuego educativo calificado por el diario norteamericano The New York Times como “la más impresionante aplicación de enseñanza”.

A través de los videojuegos y por medio de los personajes, los niños pueden conocer cómo es cada número y “mirar” cómo son por dentro para comprender ese concepto de sentido numérico, que nos permite entender qué es una suma, resta o división, con más facilidad.

Frasca afirma que de esta manera los niños “pueden experimentar y descubrir conceptos” y no sólo que alguien les cuente en qué consiste. Esta aplicación ya lleva 6 años en el mercado. El desafío ahora es llevarlo a escuelas de todo el mundo.

“DragonBox School” una aplicación para aprender matemáticas jugando

DragonBox School

A diferencia del sistema tradicional de enseñanza, que no tiene en cuenta el sentido numérico (lo que resulta una de las causas del fracaso escolar), DragonBox School permite a los niños de primaria aprender matemáticas de una manera más experimental.

Lo hace por medio de libros de texto, ficción y videojuegos. El sistema ya se ha probado en escuelas de Francia, Noruega y Finlandia y se espera su pronta llegada a América Latina.

DragonBox fue diseñado por un equipo internacional compuesto por maestros, pedagogos y diseñadores de videojuegos. Frasca asegura además que esta herramienta tiene en cuenta los diferentes ritmos a los que aprende cada niño y les proporcionan un aprendizaje más autónomo.

Enfoque pedagógico

“Los videojuegos por sí solos no cambian los sistemas educativos. Pero sí son una poderosa herramienta pedagógica que necesita para dar todo su potencial del trabajo activo del docente”, advierte  Frasca.

Por el contrario, señala que en este sistema “el docente es fundamental” para guiar a los alumnos. “Los problemas de América Latina son variados y es importante entender que no hay un solo elemento que vaya a solucionarlo”, explica Frasca.

Cabe señalar al respecto que Cuba es el único país de la región, según datos de la UNESCO, que cumple los objetivos globales de educación establecidos en los últimos 15 años.

¿Cómo se hace?

El experto uruguayo afirma que “no se trata de que los niños estén todo el día con la tableta, sino de que haya una dieta balanceada” que alterne  lo digital con elementos tradicionales.

Por ejemplo, si un niño tiene tres clases por semana de matemáticas,  sería recomendable que use el videojuego entre 45 y 50 minutos. En este caso lo importante, sostiene Frasca, es que los niños hablen y discutan sobre lo que aprenden, y no que sea una experiencia individual.

Frasca afirma que los videojuegos son útiles para aprender y que los buenos resultados de países como Noruega o Finlandia así lo demuestran. “En América Latina hay muchos prejuicios sobre el entretenimiento juvenil” agrega. “Quizás uno de los mayores desafíos educativos de América Latina es comprender que hacen falta dos revoluciones educativas: una logística, que permita tener buenas escuelas y maestros mejor formados, y otra pedagógica, que respete las necesidades de los niños”, añadió el catedrático.

(Foto: El País.Enlace: diario La Nación,Twitter)

 

0 Comments
Compartir

Comentar