Opinión

Tres escándalos en las elecciones legislativas de Colombia

tres-escandalos-en-las-elecciones-legislativas-de-colombia

La tensión, el abstencionismo y la improvisación fueron las notas predominantes durante las elecciones legislativas, llevadas a cabo en Colombia el pasado 11 de marzo. Menos de la mitad de los votantes potenciales acudieron a las urnas. Las denuncias por fraude marcaron tendencia en la jornada. Las cifras de los votos anulados alcanzaron un récord histórico y el voto en blanco tuvo una fuerte presencia.

La atención estuvo centrada en las dos consultas interpartidistas que tuvieron lugar. En una se enfrentaban tres candidatos de la derecha y en la otra, dos candidatos de izquierda. Muchos analistas coincidieron en señalar estas justas como las verdaderas primarias. Sorprendentemente, la consulta de izquierda se alzó con más de tres millones de votos, una cifra que jamás había alcanzado un partido no tradicional en ese país.

Entre tanto, los votos para el Congreso también generaron sorpresa. Aumentó el número de parlamentarios de los partidos alternativos, al tiempo que el ex presidente Álvaro Uribe se convertía en el congresista más votado. Sin embargo, lo más llamativo de la jornada electoral  fueron las irregularidades. Tres de ellas merecen mención puntual.

Cientos de denuncias de fraude y falta de garantías

Desde antes de los comicios se había llamado la atención sobre la decisión de la Registraduría Nacional de no escanear las actas de los jurados electorales. Gustavo Petro, uno de los precandidatos de la izquierda, viajó a Washington para quejarse ante la OEA por esta irregularidad. Sin embargo, al parecer, su denuncia no tuvo mucho eco. Aunque Luis Almagro, Secretario General de la OEA, se comprometió a tomar medidas, no se ha producido ningún pronunciamiento oficial respecto al tema.

La noche previa a las justas electorales, algunas campañas denunciaron obstaculización para acreditar a sus testigos electorales. También desde la ciudad de Palmira se alertó sobre una extraña reunión, que aparentemente se realizó a altas horas de la noche en la sede de la registraduría de esa ciudad. Los denunciantes aseguraron haber visto entrar a varios políticos del Partido de la U con tarjetas electorales en la mano.

Durante el 11 de marzo circularon por las redes sociales cientos de videos y mensajes, advirtiendo sobre diferentes actos fraudulentos. En uno de ellos se alerta sobre la compra de votos en la ciudad de Tumaco.

Sin embargo, la mayoría de las denuncias tenían que ver con la manipulación de las tarjetas de la consulta interpartidista. Se vio que escondieron dichas tarjetas. También que se agotaron en algunos lugares. Así mismo, que hubo conteos irregulares. Incluso al día siguiente se verificó la aparición de varias de esas tarjetas MARCADAS en botes de basura.

Los colombianos votaron con fotocopias

En un hecho insólito y sin precedentes, ante la falta de tarjetas disponibles para los electores, el registrador nacional dispuso que podían sacársele fotocopias, o descargarlas e imprimirlas. Solo bastaba con que tuvieran la firma de uno de los jurados para que fueran válidas. La medida es poco común y altamente riesgosa, si se toma en cuenta que una tarjeta electoral es difícil de falsificar, pero una fotocopia no.

El magistrado Armando Novoa, del Consejo Nacional Electoral, dijo que la medida era ilegal. “Al admitir el empleo y el uso improvisado de fotocopias de las tarjetas electorales en las consultas interpartidistas se vulneran los principios de seguridad jurídica y transparencia en el proceso electoral”, dijo Novoa a los medios colombianos. Pese a todo, esos votos se admitieron.

El magistrado agregó que la Sala Plena del Consejo Nacional Electoral no había acordado esa medida. Este órgano es el encargado de resolver ese tipo de dificultades y no fue convocado en este caso. Así mismo, señaló que el uso de fotocopias, a su juicio, viola la Constitución y el Artículo 6 de la Ley 1475 de 2011. Sorprende que su voz no haya sido escuchada, sobre todo por el ambiente enrarecido en el que se desarrollaron las elecciones.

Una senadora fue elegida en el día y en la noche allanaron su sede política

Durante la jornada electoral fue elegida la señora Aída Merlano, del Partido Conservador, como senadora de la república. La candidata, y hoy congresista, obtuvo poco más de 70 mil votos. Sin embargo, desde tempranas horas las autoridades habían recibido denuncias sobre esta figura política. Indicaban que en la sede de la candidata se estaban comprando los votos.

Fuerzas de la policía realizaron un operativo en la sede de campaña de Aída Merlano, en horas de la noche. Se llevaron una gran sorpresa. Durante el allanamiento al lugar encontraron casi 100 mil dólares en efectivo. Estaban dentro de unas cajas fuertes. Así mismo, hallaron una contadora de billetes, 50 mercados, una escopeta, dos revólveres y una pistola. Hasta ahora, ni las autoridades, ni la senadora electa han hecho declaraciones oficiales sobre el tema.

Por si todo lo anterior fuera poco, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, fue grabado por un noticiero de televisión local al momento de depositar el sufragio. Según las leyes colombianas, Peñalosa incurrió al menos en dos prácticas irregulares. La primera, que tomó una fotografía del voto con su celular. La segunda, que permitió que se acercaran algunos de sus colaboradores, cuando el voto debe ser privado y secreto. Muy mal ejemplo el del burgomaestre.

(Fotos: Canal 1, Twitter/Hollman Morris, El País)

0 Comments
Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Al usar este sitio web usted acepta la implementación de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar